#2022 4t

  
 Los seis dharmas de Tilopa
 
1 - No recuerdes, deja ir lo que ya pasó.
    Cuando vivimos en función del pasado nos quedamos atrapados en algo que no es real y que solamente puede afectarnos cuando lo recordamos por medio del pensamiento. Debemos usar el pasado únicamente para casos prácticos, como cuando recordamos una ruta o un dato que es relevante en el presente, todo lo demás es innecesario.
 
2 - No imagines, deja ir lo que puede venir.
    Vivir en función del futuro genera ansiedad y expectativas, lo cual se convierte en sufrimiento cuando dichas expectativas no se cumplen. Es importante planear nuestro futuro, pero hacerlo sin apego a lo planeado.
 
3 - No pienses, deja ir lo que sucede ahora.
    No pensar significa observar el presente sin emitir juicios ni ponerle etiquetas a aquello que percibimos con los sentidos. Por ejemplo, si vemos una rosa, no dejemos que la mente use la palabra “rosa” ya que al hacerlo accede a los recuerdos y categorías que ha almacenado sobre esa flor. Cuando veamos la rosa o cualquier otro objeto o persona no dejemos que la mente le ponga nombre y entonces podremos percibir la realidad pura y desnuda.
 
4 - No examines, no trates de interpretar nada.
    Las interpretaciones y los juicios deforman nuestra visión de la realidad porque nos obligan a mirar el presente a través de los lentes del pasado. Al hacer esto ya no estamos viendo la realidad sino la proyección de nuestras creencias, prejuicios y paradigmas. Para cumplir este consejo necesitamos eliminar las categorías mentales de “bueno” y “malo” que hacen que percibamos al mundo en blanco y negro, perdiéndonos así de la infinita gama de colores que existen.
 
5 - No controles, no trates de hacer que algo suceda.
    Esta es la forma más poderosa de oración: soltar todo y dejar que el Tao obre con su inteligencia y nos muestre su designio de forma natural -cuando tratamos de controlar las circunstancias obstaculizamos el fluir de la ecuanimidad y dejamos que la mente se interponga- para fluir así se necesita tener la certeza absoluta de que la Vida siempre está de nuestro lado.
 
6 - Descansa y relájate ahora.
    Aquí nos habla de soltarnos y fluir en el río de la vida en vez de nadar contra la corriente. Esta es la entrega total, cuando lo hacemos conscientemente, la vida empieza a encontrar el rumbo por sí sola y nos lleva a experiencias nunca antes imaginadas, las cuales conducen a nuestro Supremo Despertar. Como en el consejo cinco, necesitamos tener fe en la vida y dejar que esta nos lleve en sus brazos.